SHANGHAI

Es la ciudad de China por excelencia. Su tráfico caótico, la actividad incesante, las calles abarrotadas de forasteros y ciudadanos, sus barrios y edificios, le dan un aire, un espíritu, un alma 

única. Shanghai es la gran ciudad, escaparate al mundo de la nueva China que ha sido designada para organizar la Exposición Universal del año 2010. 

Shanghai es una ciudad fluvial comunicada tanto con el mar como con el interior del país gracais a que gran parte del curso del Yangtze es navegable y esto ha marcado el carácter de la ciudad: “puerta de China” primero para los piratas japoneses y despúes para los occidentales; pero ante todo es una ciudad moderna, llena de rascacielos y torres que hablan por sí solos de un país que entra a paso rápido en siglo XXI.

Para el viajero hay una Shanghai imprescindible, perfilada por el “Bund” ó Malecón. “El Barrio Chino”, “La Torre de Shanghai” ,el edificio moderno más notable con sus 632 m, y el “Museo de Shanghai” que alberga algunas de las reliquias chinas más valiosas. 
Todo Shanghai es una ciudad extraordinaria para pasear, de hecho lo más interesante y vital son sus calles. 

El Shanghai Disney Resort 
El Shanghai Disney Resort, nuevo parque temático de Disney que se inauguró 2016 la primavera próxima, se caracteriza por algunas atracciones que no se han visto en los otros cinco complejos de diversión de la compañía repartidos por el mundo. El sitio, con una superficie de casi cuatro kilómetros cuadrados, no sólo exhibe lo mejor de los cuentos Disney, sino que también celebra e incorpora el increíblemente rico patrimonio cultural de China. 

El Xialongbao (literalmente “cesta de pequeños panecillos”; conocido como sopa de masa guisada) o Xialongpao, es una bola de masa guisada tipo baozi (relleno de panecillo o algo similar al pan) se trata de una especialidad culinaria muy habitual de Shanghái.

PEKING / BEIJING

Centro político de China desde hace más de diez siglos. Por ella han pasado tres mil años de historia turbulenta que han convertido a la ciudad en un conglomerado de estilos y culturas que ofrece al viajero una singular experiencia: la de haber entrado en otra dimensión del tiempo, donde las horas pasan de otra manera y dónde uno se libera de la tiranía que nos impide el goce del presente. br Con el espíritu en calma y con los ojos bien abiertos puede emprenderse el recorrido por Pekín. Es inevitable comenzarlo en la “Plaza de Tian An Men”, la plaza más grande del mundo y que da cobijo a varios monumentos: la Gran Sala del Pueblo, los museos de Historia de China y de la Revolución, la Puerta de la Paz Celestial. 
Los tres grandes monumentos de Pekín están muy separados entre sí. “La Ciudad Prohibida”, nombre que recibe el Palacio Imperial, y en el que durante cinco siglos, sólo los emperadores y sus cortesanos, sacerdotes, eunucos y concubinas tuvieron el privilegio de vivir en esta maravilla. 
Y cómo olvidarnos de la única obra hecha por el hombre que se puede contemplar desde la luna simple vista: “La Gran Muralla”. Esta gigantesca obra de siete mil kms de largo y de 2500 años de antigüedad y una de las maravillas creadas por el hombre, no solo servía de defensa, sino también de vía rápida de comunicación entre distintas partes del Imperio Chino.

XIAN

Xian y sus alrededores son el mayor museo al aire libre del mundo y, aunque en la actualidad cuenta con más de seis millones de habitantes y un amplio grado de desarrollo, es la cuna de la civilización china.Situada en la vasta cuenca del Río Amarillo, tiene aspecto de ciudad-fortaleza como consecuencia de haber sido un notable nudo comercial de la mítica Ruta de la Seda. La vista de la ciudad puede empezar por un recorrido a pie por su recinto amurallado para poder contemplar “La Torre del Tambor”.

En este paseo nos encontraremos con la Gran Mezquita que ocupa el centro del barrio musulmán y que es una combinación de zoco con la cultura y costumbres chinas. En el exterior de las murallas, dos importantes edificios históricos recalman la atención: las pagodas de “la pequeña y la gran Oca Salvaje ” del siglo VIII y un intersantísimo museo, de los más importantes de China: * El museo de Historia”, en el que se pueden contemplar más de 10000 piezas y 39 estelas funerarias impresionantes. A unos 34 km al este, una nueva maravilla nos espera, el mayor descubrimiento arqueológico del siglo realizado en 1974: “La Tumba del Primer Emperador”. Un impresionante ejército de terracota que protegía la entrada a la tumba para impedir que nadie perturbara el sueño del Emperador Shihuang Di, fundador de la Dinastía Qin.

GUILIN

Además de ser una de las más belllas de China, es una ciudad en la quese siente que la naturaleza se impone al hombre. Sus montañas, ríos y lagos han inspirado desde siempre alos poetas, para que quienes el paisaje de Guilin es “el primero bajo elcielo”. Su emplazamiento sobre un relieve calizo de más de 300 millones de años, ha hecho de “la Perla de Oriente” una ciudad encantada. “La Colina que domina las Olas”, “El Pico de la Belleza Solitaria” y “La Colina de la Trompa del Elefante”, en cuya cima hay una pagoda del siglo XVIy en la falda el Templo Yunpeng, son los lugares más emblemáticos. 

Para su visita no podra concluir sin un crucero por el río Li, que nos trasladará a un escenario casi cinematográfico: suaves colinas, verdes arrozales y pintorescas aldeas.

SUZHOU

Una de las ciudades más antiguas de la cuenca del Yangzu. Fundada hace 2500 años, esta “Ciudad de Jardines” ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad porla UNESCO y es, no sólo cuna de artistas y escritores, sino también una de las más famosas de China.

Una amalgama de naturaleza, arquitectura, poesía y pintura se condensan en sus hermosos jardines. Llegó a tener cerca de 400, perfilados por numerosos canales, de los que sólo 10 están abiertos al público, pero que han contribuido a que también sea conocida como “La venecia de Oriente”. Una visita a “La colina del Tigre”, a cuyo pie se encuentra el magnífico “Jardín de los Bonsais” y a alguno de sus nomerosos jardines como “El jardín de los Administradores Humildes”, “El Pabellón de la Ola Azul” o “El Jardín del Maestro de las Redes” nos hará partícipes de la idea de que son el fruto de una expresión filosófica que considera que la armonía entre los seres vivos y los no vivos es esencial para alcanzar una vida larga y serena.

HANGZHOU

Su fisonomía de ciudad lacustre y los múltiples rincones sugerentes que la adornan, hacen de ella un gran destino turístico y el lugar preferido por las parejas de recién casados chinos así como un lugar de peregrinaje por los amantes de los paisajes naturales. 

No en vano ya fue definida por Marco Polo cuandola visitó en el siglo XII como “la ciudad más elegante y suntuosa del mundo”. Alrededor del célebre “Lago del Oeste” (Xi Hu) se concentra la mayor parte de las atracciones turísticas de Hangzhou. El “Templo Lingyin” ofrece asimismo un gran atractivo para el visitante. Por otra parte, nos invita a visitar interesantes lugares históricos o acercarse a sus bellos alrededores cubiertos de exhuberante vegetación. “Todo un regalo para los sentidos.

LHASA

Esta histórica ciudad nos invita a contemplar su impresionante pasado; sus magníficos templos nos recuerdan que fue un día capital de un reino, de un mundo, del Tibet. 

En el “Palacio de Potala” residencia de Dalai-Lama, a la vez monasterio y fortaleza, se funden religión y política tibetana en un escanario arquitectónico y pasisajístico fabuloso. Su impresionante mole domina la ciudad desde una colina. En la actualidad es un centro importante de peregrinación para los tibetanos, Con su laberinto de salas y pabellones, unas 1000 habitaciones y 130.000 metros cuadrados de superficie es casi una ciudad y sus dimensiones son sobrecogedoras.

El fascinante “Templo Jhokang” es el principal centro espiritual de todo el Tibet. Fue fundado en el siglo XII por la princesa nepalí Chif-Zuent para proteger la estatua de Buda. Actualmente, alberga a una parte de los 2000 lamas que se reparten en los monasterios de los alrededores. Amplias avenidas rodeadas de jardines ofrecen un contrapunto a la inquietud y la paz de sus recintos sagrados.

GUANGZHOU

Aunque su imagen actual es la de una ciudad moderna, en Cantón quedan aún rincones que conservan rasgos característicos de la cultura tradicional china, con interesantes testimonios de su pasado colonial; no en vano fue conocida en occidente como “La puerta de China”. Resulta interesante pasear por sus calles, mercados y barrios antiguos que siempre ofrecen al viajero atractivas sorpresas. No resultan menos sugerentes sus monumentos históricos, como el “Museo y Tumba de los Yue Meridionales”, o sus numerosos parques y jardines cuidados con esmero. Asimismo, es inevitable hacer referencia a sus abundantes lug8ares de culto: templos, mezquitas e iglesias, como los interesantes “Templo de los Banianos” (espléndido conjunto arqueológico cuyos orígenes se remontan al siglo V.) También destacar el “Templo de la Familia Chen”…

HONG KONG

La ciudad fue en su origen un refugio de piratas, de buscadores de perlas y traficantes de opio ubicado en el mejor puerto natural de la costa de China. 
Hoy es la tercera plaza financiera del mundo, un hormiguero humano donde viven más de seis millones de personas. 
Hong Kong es un lugar distinto para cada persona, una ciudad que sorprende constantemente, una laberíntica ciudad que cuenta con impresionantes tesoros arquitectónicos especialmente bellos pro la noche. Las raíces chinas se adivinan entre los rascacielos de hormigón y cristal de este activo centro comercial y financiero en el que conviven barrios tradicionales, hoteles y centros comerciales. 
La propia isla de Hong Kong concentra lo mejor que el viajero puede disfrutar: rascacuekis y edificios de última generación como el “Banco de Hong Kong y Shanghai”, el edificio más caro del mundo en su día, o “La torre del Banco de China”, sin olvidarnos del Museo de Historia. 
La mejor manera de ver al ciudad es subir en el “Peak Tram”, el funicular construído hace un siglo, que nos conducirá al punto más alto de la Isla (Pico Victoria): zona de moda, la más cara de la ciudad y que es capaz de ofrecernos las vistas más espectaculares del mundo. 
Aunque Hong Kong nunca ha mirado al pasado con nostalgia, ofrece al visitante una variada muestra de edificios históricos e iglesias, así como parques y jardines que invitan al descanso, sobre todo si se acaba de recorrer la “Natham Road” conocida como la Milla Dorada: con cinco kms de letreros luminosos, un paraíso de la electrónica y fotografía. 
Hong Kong, puerto de comercio libre (duty free), es el paraíso de las compras. Todo lo que se desee comprar se podrá encontrar en Hong kong. Especialmente, los productos digitales.

Tour Regular Nº 1: Beijing/Xian/Shanghai/Guilin/Guanzhou/Hong Kong

Tour Regular Nº 2: Beijing/Xian/Shanghai/Guilin/Guanzhou

Tour Regular Nº 3: Beijing/Xian/Shanghai

Tour Regular Nº 4: Beijing - Shanghai

Tour Regular Nº 5: Beijing/Xian/Guilin/Hangzhou-Shanghai-Suzhou-Shanghai

Tour Regular Nº 6: Beijing/Xian/Lhasa/Shanghai

Tour Regular Nº 7: Beijing/Xian/Chongqing/Rio Yangtse/Yichang/Shanghai

Tour Regular Nº 8: Beijing/Xian/Guilin/Shanghai